Noticias

Las causas profundas de la masculinidad tóxica

Reproducimos a continuación un artículo de Andrew Mullins*, publicado en Mercator.net el 4 de noviembre de 2019 bajo el título "The deeper causes of masculine toxicity". Recientemente, los australianos han visto estudiantes mayores de una escuela de élite de muchachos de Melbourne que gritaban…

Leer más

Mi escuela de chicas me ayudó mucho

Este artículo es un testimonio de la universitaria Alex Riklin y fue publicado en The Stanford Daily el 18 de noviembre de 2019. Cuando le digo a la gente que asistí a una escuela de niñas desde los 4 años, me encuentro con expresiones de confusión, conmoción, curiosidad o alguna…

Leer más

¿Necesitan ayuda los chicos?

Este artículo de Erika Sanzi se publicó en Project Forever Free el 23 de octubre de 2019 bajo el título "La escuela no funciona para demasiados chicos y nadie quiere hablar de ello".

Hubo un tiempo hace décadas cuando las niñas iban detrás de los niños en matemáticas y ciencias y nosotros, como nación, consideramos que eso era inaceptable. A partir de la década de 1970, surgieron iniciativas y organizaciones por todas partes para ayudar a las niñas a ponerse al día. Y lo hicieron. Pero a medida que las niñas comenzaron a mejorar en matemáticas y ciencias, los niños estaban en un declive que las personas ignoraban o, peor aún, se burlaban como "su merecido" para aquellos que se habían beneficiado injustamente del patriarcado.

Las niñas actualmente superan académicamente a los niños en casi todos los sentidos, comenzando en la escuela primaria con puntajes de lectura que son consistentemente más altos en dos dígitos y la tendencia persiste hasta la escuela secundaria y la universidad. Más chicas se gradúan entre las diez o veinte primeras de sus clases. Es mucho más probable que tengan GPA equivalentes a una A, mientras que muchos más niños que niñas tienen GPA que equivalen a una C o menos. Hay más niñas que niños en las clases avanzadas. Y las mujeres actualmente superan a los hombres en la obtención de títulos de asociado, licenciaturas, maestrías y doctorados.

Pero ninguna de estas ganancias notables y duramente ganadas por las mujeres hace nada para mitigar lo que hemos permitido que les pase a nuestros hijos.

- Los niños tienen más del doble de probabilidades de ser suspendidos de la escuela y casi tres veces más probabilidades de ser expulsados.

- Los niños representan dos tercios de la población de educación especial. Casi el 80 por ciento de estos niños son negros e hispanos.

- El 60 por ciento de los que abandonan la escuela secundaria son hombres. El 93 por ciento de los reclusos son hombres y el 68 por ciento de ellos no tiene un diploma de escuela secundaria.

- El 85 por ciento de los delincuentes juveniles son analfabetos funcionales. El 70 por ciento de los reclusos en las cárceles de Estados Unidos no pueden leer por encima de un nivel de cuarto grado.

Estas disparidades de género en los resultados educativos son significativas para los niños de ingresos medios y blancos, pero son asombrosos entre los niños negros, latinos y de bajos ingresos. Los niños negros están en la peor situación: a nivel nacional, solo el 10 por ciento de los niños negros de octavo grado leen al nivel de su grado. Los niños negros tienen más probabilidades de ser suspendidos y abandonados que todos los demás grupos demográficos. Un niño negro tiene seis veces más probabilidades de terminar encarcelado que un niño blanco y cinco veces más probabilidades que una niña negra.

Entonces, ¿dónde está la indignación de los defensores de la igualdad por lo que está sucediendo con los niños de nuestra nación? Si tenía sentido en la década de 1970 comenzar a invertir en las niñas para que pudieran ponerse al día en matemáticas y ciencias, ciertamente tiene sentido hacer lo mismo para los niños en lectura y escritura, especialmente considerando la correlación indiscutible entre el analfabetismo y el encarcelamiento.

La narrativa generalizada de que el estado de víctima está reservado para las niñas puede explicar la falta de protestas y acciones para ayudar a nuestros niños. Christina Hoff Sommers, académica residente del American Enterprise Institute y autora de "The War Against Boys", advirtió sabiamente en 2013 que "el correctivo adecuado para el chovinismo no es revertirlo y practicarlo contra los hombres, sino más bien la equidad básica". Ella continúa diciendo que "la equidad de hoy requiere que abordemos los graves déficits educativos de niños y  jóvenes. El ascenso de las mujeres, por mucho tiempo que se haya retrasado, no requiere la caída de los hombres".

Mientras tanto, si no tomamos medidas urgentes, aquellos que orgullosamente proclaman que "el futuro es femenino" pueden simplemente cumplir su deseo mientras se sientan pasivamente y miran cómo se destruye el futuro de nuestros niños más marginados, incluso antes de que hayan logrado salir de la escuela primaria

¿Leen los chicos y las chicas de la misma manera?

Pelusa Orellana y Paula Baldwin son las editoras de este volumen, que vincula enfoques teóricos e instructivos sobre cómo se motiva y evalúa la lectura, y examina la interrelación entre la motivación de la lectura y el logro entre chicos y chicas en entornos cultural y geográficamente…

Leer más

Estudio sobre la resolución de conflictos en adolescentes en escuelas mixtas y diferenciadas

Camps Bansell, J., Selvam, R. M., & Sheymardanov, S. (2019). Resolución de conflictos en la adolescencia: aplicación de un cuestionario en centros escolares coeducativos y diferenciados por sexos en España. Páginas De Educación, 12(2), 01-22. https://doi.org/10.22235/pe.v12i2.1833. El…

Leer más